Tendencia Vital

Sabiduría práctica y belleza del ser sin ser moda.

Una de las dinámicas de  mercado que observo con frecuencia, es que muchos profesionales insatisfechos con su relación laboral,  deciden dejar sus empleos para  montar sus propias empresas,  y una vez sorteadas una serie de requisitos y esfuerzos, final y felizmente lo logran.

 

Al inicio la pasión y dedicación son enormes, y no importa cuánto necesiten  hacer en función de darle lo que necesita,   con el tiempo esta comienza a devolverles  con prosperidad y estabilidad, la inversión realizada.

 

Sin embargo, la historia que se repite con frecuencia, es que pasado algún tiempo comienzan a quejarse  y a repetir a todos aquellos que conocen que la situación no va bien, que ya la empresa no es la misma de antes, que no es lo suficientemente productiva y que quizás deban  cerrarla para volver a buscar un empleo, o cambiar de ramo y así intentarlo con otra cosa, y tristemente cierran la empresa sin pena  ni gloria,  sin entrar en profundidad acerca de lo que sucedió. Fue sólo un capítulo más de la vida.

 

Este proceso de frecuente aparición,  tiene diversas explicaciones, una de ellas tiene que ver con las dinámicas personales que se repiten en los diferentes ámbitos de la vida y que si no las reconocemos y honramos se seguirán repitiendo.

 

Desde lo sistémico organizacional, La Empresa soy Yo, sobre todo cuando son pequeñas empresas con firmas personales como figura jurídica,  es decir responde  al fundador y a como este se maneje.

Cuando la producción de la empresa ya no es satisfactoria y comienza a dar pérdidas o simplemente se estancó, llegó a un límite, el empresario debe comenzar a hacerse preguntas poderosas:

 

·        Cual fue la intensión inicial con el que se creó la empresa

·        Cuanto se deseaba que produjese en términos económicos

·        A quien estaba dirigida a servir o a satisfacer

·        Conoce en términos de inversión lo que requiere para multiplicar su producción

·        Tiene cuentas reales sobre  lo que la empresa le ha proporcionado

·        Acaso cambio de ramo en el camino y desvirtuó su objetivo inicial

 

Estas y otras preguntas son la clave para ser exitosos en el mercado y mantener prospera una empresa. Al retomar la pasión inicial y dirigir adecuadamente los esfuerzos las empresas de mantienen en el tiempo.

 

Recuerde que con el problema viene la solución, el propio esfuerzo es el punto de partida del éxito, las empresas están al servicio de la vida y lo más importante: Prestar el mejor de los servicios siempre, con ideas innovadoras que suplan las necesidades de nuestros clientes.

http://http://solucionessistemicasempresariales.blogspot.com/

Visitas: 97

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Tendencia Vital para agregar comentarios!

Participar en Tendencia Vital

Insignia

Cargando…

¿Turismo exótico desde Argentina?

Manteniéndonos Tendencia Vital

 

© 2014   Creado por Carlos Costa.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio